Cuando la pulpa dental o “nervio” se enferma o accidenta y pierde la capacidad de regenerarse por sí misma, comienza un proceso de deterioro debido a las bacterias que se encuentran en las caries o en la saliva, entrando en la cámara pulpar y comenzando la destrucción de la pulpa.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted